Monday, September 25, 2006

No debo masturbarme antes de las 10.

Estoy claramente convencido de ello. O sólo estoy exagerando y debería estar haciendo mi tarea. Pero hay una canción de Kraftwerk afuera. Cómo me caga Kraftwerk... Y ahora hay una canción de los A-Teens. Quiero morirme, no puedo aceptar vivo todo lo ridículo que es esto.

No importa el momento decidido a transmutar en la hora feliz despues de correr en círculos toda la mañana; siempre que me masturbo (bendita sea mi paranoia y su desastroso destino) a la gente se le ocurre que puede y debe pedirme favores a cambio de nada, llamarme por teléfono y abrir la puerta de mi cuarto aleatoriamente.

Es de pésimo gusto atender a sus llamados cuando se coge o cuando se hacen pajas de ociocidad. Dejen de hacerlo. Aguantar sus pendejadas mientras me concentro en no perder mi erección me cansa y empiezo a perder la paciencia.

Oh Goldfrapp.
Ay.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home